sábado, 22 de noviembre de 2014

nueva

Cómo ha cambiado mi vida en estos meses, ni te lo imaginas. Esto te lo escribo sin saber bien para qué, sin saber incluso si es para ti o para mí, sólo se que necesitaba reflejarlo de alguna manera, y aquí está.
Esta vez no ha sido como las otras ¿Sabes? No te he llorado hasta rabiar, no he notado el vacío que sentí en nuestras otras despedidas. Oh no, no, eso no significa que ya no te quiera; te quiero, pero no como solía hacerlo.
 Te quiero como a un hijo. Sí, como a un hijo, no podría describirlo mejor, porque sé que te he enseñado cosas, que has crecido conmigo, a mi lado, y que tú también me has hecho crecer a mí, como crece una mujer al ser madre. Y así como sienten el dolor cuando sus hijos se van de casa; así me he despedido yo de ti, sabiendo que tienes toda una vida por delante, y que aunque pasen meses y no me llames yo voy a seguir ahí, porque soy madre de esa parte de ti que creció conmigo. Y siempre lo seré, nos guste más o menos. Lo único de lo que estoy segura a día de hoy es que no me arrepiento de lo que fuimos, ni de lo que somos. Que quiero verte crecer aún más, que quiero ver tus errores y tus aciertos, y ver como te levantas de cada caída, cómo triunfas con tus sueños.
 Si quieres puedo hablarte de mi, y continuar como si este párrafo intermedio no existiera. Sí, mi vida ha cambiado, ha cambiado mucho. No solo porque he empezado una etapa nueva,con la universidad, nuevas amistades, nuevos ambientes...No, algo ha cambiado dentro de mi, y quiero que seas consciente de ello. Es como si siempre hubiera estado preparada para hacer este cambio, y no podría haberlo hecho sin haber cometido mis primeros errores contigo. Ya no pienso igual que antes, no escucho la misma música que antes, no visto como antes, no miro como antes, no hablo como antes, ni me rió como antes, ni me hago fotos como antes, ni bailo como antes..
Son pequeños cambios, pero son los que me definen como la persona que soy hoy.  Y por estos pequeños cambios tuvimos que dejar de ser amantes para pasar a ser algo mucho mas valioso, aunque no lo parezca a simple vista, algo mucho más difícil de conseguir, porque sí, tú también has formado (y formas) parte de este proyecto que soy yo, la nueva yo.
Sé que aún no ves esto como yo lo veo, pero también sé que algún día tú también podrás verlo así. Mientras, yo no me voy a mover de aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario