lunes, 5 de mayo de 2014

snuff

No puedo asumir que no volveré a estar en ese punto perfecto sobre tu pecho, No puedo pasar más noches llorando hasta que florezca moho en mi almohada. No puedo dejar de oír tus canciones y pensar en lo feliz que me haría verte cumplir tus sueños a mi lado. No puedo sacarte de mi mente con un sacacorchos porque estás en todas partes: en mi agenda, en mi ropa, en mi perfume, en mi pelo.. Todo lo que tengo tiene alguna relación contigo, y eso no va a dejar de doler nunca. Si incluso cuando me miro al espejo pienso que así es como me veías tú a través de esos ojos que siempre fueron el epicentro de mi caos. Tú, que viste algo en mi el primer día, que solias ver algo en mi ¿Ya no lo haces? Porque yo no puedo evitar recordar todas y cada una de las cosas que hicieron que me enamorara de ti, y no puedo ignorarlas aunque ya no las vea, porque un día las sentí tan cerca, tan cerca que llegué a pensar que yo era tú y tú eras yo. Que yo era la rubia de los ojos preciosos con un don para la música, y tú el simple moreno de ojos verdes que se quedaba vacio, si, ahora,vacio. Vacío sin ti. Sin el antiguo tú, el que era mi presente y mi futuro, el que nunca me abandonaría. Ese solías ser tú. Y ahora, así estoy yo: la misma de siempre, pero vacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario