jueves, 3 de octubre de 2013

Tonight isn't just like any other night

Hoy me sentía como en una de las noches de hace dos años, en las que lo único que quería era encontrar una esquina oscura en cualquier lugar apartado de mi mente donde ni mis pensamientos pudieran alcanzarme, donde intentar por una vez no pensar, como cuando intentas dormirte, pero cambiando el objetivo. Esta vez no es para dormir, esta vez es por ti, porque tu eres el único pensamiento del que no puedo escapar. El único pensamiento que no se puede borrar, que no se puede anular. El único que no se irá, incluso cuando ya se ha ido, incluso sabiendo que no volverá, incluso cuando su unica forma de existencia recae en ser una parte oscura de mi mente de la que nunca aprenderé a escapar. (...tbc..)

No hay comentarios:

Publicar un comentario