domingo, 20 de octubre de 2013

La magia de los cuerpos

Hoy es noche de dormir en camas desordenadas, camas sin hacer desde hace semanas, camas de extraños que ocultan entre sus sábanas piernas y manos enredadas, camas donde a menos ropa, menos frío, camas con magia, no magia de los magos, magia de los cuerpos..¿O acaso no es mágica la forma en que dos cuerpos totalmente distintos encajan a la perfección como si hubieran sido creados específicamente para unirse? ... No nos vayamos del tema de esta noche, porque amor, si me pongo a filosofar sobre ti y la perfección de tu cuerpo, no acabaría en la vida. Y sabes que a mí en este tipo de magias me va más la práctica.
Volviendo a esta noche.. especialmente me apetece desordenar una cama con nombre y apellidos, una cama demasiado grande para alguien, aparentemente tan pequeño, realmente tan grande. En realidad es un acto benéfico este deseo mio, dicen que en estos tiempos en los que estamos hay que ahorrar...Mientras no me recortes en besos, ahorremos pues, te dejo que lo vendas todo, menos tu cama. Vende la casa entera si te entra en gana, vende tu pijama, véndeles tu almohada, pero, por dios, no vendas tu preciosa cama, nunca vendas nuestra preciosa cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario