domingo, 20 de octubre de 2013

Maldito rubio

¿Y lo vacía que solía estar yo? ¿De donde ha salido todo este hueco por llenar? ¿Y lo completa que estoy ahora? ¡Que alguien me explique porqué mi espacio se ha vuelto tan relativo! Que algún físico estudie la inmesidad que siento adentro, que alguien me diga como sellar este agujero negro que tengo. Maldita la hora, malditos tus ojos y maldito tú. Te maldigo una y cien veces por volverme totalmente loca y hacer que la inspiración me salga por las orejas, te maldigo por darme una sola de tus noches y a cambio llevarte la paz del resto de las mias.
Joder, escribo esto un domingo a las cinco de la madrugada porque no hago otra cosa que no sea pensar en ti y en lo vacía que me siento porque no estas aquí. Y mañana tampoco lo estarás, por lo que mañana tampoco me espera una noche en paz. ¿Y lo poco que deseo ir a dormir? La verdad, suena mejor trasnochar pensando en tí.

Dios

He visto al mundo cambiar de color como una hoja en otoño, he visto veranos acabarse tan rápido como la caída una gota, he visto lo fácil que es crear algo, tanto casi como romperlo, he visto la facilidad que debió tener Dios para crear el mundo, refiriéndome a ti como Dios y al mundo como nuestro amor.
A tí ni te hizo falta barro, ni te hizo falta un gran bum, a ti te bastó con mirar a alguien con tus ojos creadores, con tus ojos rompedores.
 Igual que tú, dios, has creado este mundo, solo tú podrás romperlo, y se que lo harás, y se que a mi también me romperás, y cambiaré como las hojas, y pasaré de fresco verde a marrón quebradizo.. Y tú no estarás para volver a unir los trozos de esta hoja rota. Y nunca se volverá a iniciar la primavera, nunca volverá a haber hojas frescas. Y todo porque ya no habrá Dios, ya no existirá nuestro mundo... Pero yo no estoy dispuesta a ser un trozo roto de hoja, no quiero que destruyas nuestra primavera..
Sigue siendo el rocío que me da vida, sigue siendo el sol que evita dejarme fría, sigue siendo las raíces que me alimentan, solo sigue mirándome y sonriéndome, solo no hagas nada, no toques nada, he vivido demasiados años sin sol, y ahora que he probado tu gloria, no quiero volver a ser una simple hoja, quiero ser todo un jardín, todo un mundo, y quiero que no me puedas destruir como sueles destruirlo todo, porque si lo haces te estarás destruyendo a ti también. Tú no lo sabes pero lentamente me estoy implantando en ti, y llegará el día en que no te puedas proteger, casi un año después, ya no eres un Dios, ahora solo eres parte de mi Yo. Ahora tú no ves este ciclo desde fuera, tú también formas parte de este mundo. Siempre lo hiciste, siempre lo harás.

La magia de los cuerpos

Hoy es noche de dormir en camas desordenadas, camas sin hacer desde hace semanas, camas de extraños que ocultan entre sus sábanas piernas y manos enredadas, camas donde a menos ropa, menos frío, camas con magia, no magia de los magos, magia de los cuerpos..¿O acaso no es mágica la forma en que dos cuerpos totalmente distintos encajan a la perfección como si hubieran sido creados específicamente para unirse? ... No nos vayamos del tema de esta noche, porque amor, si me pongo a filosofar sobre ti y la perfección de tu cuerpo, no acabaría en la vida. Y sabes que a mí en este tipo de magias me va más la práctica.
Volviendo a esta noche.. especialmente me apetece desordenar una cama con nombre y apellidos, una cama demasiado grande para alguien, aparentemente tan pequeño, realmente tan grande. En realidad es un acto benéfico este deseo mio, dicen que en estos tiempos en los que estamos hay que ahorrar...Mientras no me recortes en besos, ahorremos pues, te dejo que lo vendas todo, menos tu cama. Vende la casa entera si te entra en gana, vende tu pijama, véndeles tu almohada, pero, por dios, no vendas tu preciosa cama, nunca vendas nuestra preciosa cama.

jueves, 3 de octubre de 2013

Tonight isn't just like any other night

Hoy me sentía como en una de las noches de hace dos años, en las que lo único que quería era encontrar una esquina oscura en cualquier lugar apartado de mi mente donde ni mis pensamientos pudieran alcanzarme, donde intentar por una vez no pensar, como cuando intentas dormirte, pero cambiando el objetivo. Esta vez no es para dormir, esta vez es por ti, porque tu eres el único pensamiento del que no puedo escapar. El único pensamiento que no se puede borrar, que no se puede anular. El único que no se irá, incluso cuando ya se ha ido, incluso sabiendo que no volverá, incluso cuando su unica forma de existencia recae en ser una parte oscura de mi mente de la que nunca aprenderé a escapar. (...tbc..)