domingo, 2 de diciembre de 2012

Veneno

¿Sabes esa sensación cuando miras durante mucho tiempo al fuego, como si te ardieran los ojos?
Pues esa sensación es la que tengo yo cada vez que sonríes
Cada vez que te pienso, es como si me mordiera la víbora más venenosa que existe,
y su veneno se fuera expandiendo por cada una de las partes de mi cuerpo, y tuviera control
absoluto sobre mi, y me pudiera matar en cualquier momento, solo con rozarme.
He de admitir que no llevo tanto tiempo buscando un antídoto capaz de sacar de cuerpo tu veneno,
y es que realmente no creo que exista.
¿De qué me sirven los placebos? nadie podrá llenar el hueco que tu veneno lleva semanas haciendo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario